Hack The Ride: hackeando sobre ruedas

Hace poco pudimos entregar el premio final de Hack The Ride a Miquel Llobet y David Farrús del equipo WMB por su propuesta basada en Google Glass que integra datos de la moto mientras la conduces y que puedes pedir más o menos información desde los mandos de la moto.

IMG_1321

Fue el primero de los tres premios que se concedieron al final de 24 horas de Hack The Ride, un hackathon que organizamos para/con BMW Motorrad y la sección de Innovación de BMW (Innovation Works). La idea era descubrir nuevas aplicaciones de móviles y dispositivos similares para mejorar la conducción de motos en ciudad. Se puede entender como una aplicación del concepto de “Connected Vehicle” a las motos. Este fue también uno de los temas importantes que surgieron en el Mobile World Congress de este año.

 

Acampamos en el Mobile World Center de Plaza Catalunya durante los días 22 y 23 de Febrero.

MWCFinestraPenya

BMW mostró las nuevas motos c-evolution completamente eléctricas y con un interesante conjunto de sensores y sistemas de recogida y compartición de datos. Costó un poco subir las motos hasta el segundo piso, eso sí.

PujarMoto

Los otros dos premiados fueron:

El equipo UNU, Gilles Backhus y Robert Weindl con BIke Share. Un sistema que facilitaba una aproximación a la comparición de motos entre una comunidad de moteros. Se acompañaba con la posibilidad de medir la confianza de las personas que cedían o que tomaban prestada una moto (con un algoritmo basado en grafos) y avanzaba visualizaciones interesantes del uso de las motos en ciudad con propuestas para arrancar la comunidad (y vencer el  efecto “cold start” típico de los entornos colaborativos) con incentivos diversos.

UNU

Paul Günther del equipo Gumball se alzó con el tercer premio. Su propuesta integraba la tecnología iBeacon para poder acceder al historial de una moto que viéramos en la calle, conocer el tipo de recorridos que hacía y, a partir de aquí, poder conectar con ella y, eventualmente, llegar a compartirla. La parte más vistosa de la propuesta Gumball era que quien compartía la moto la podía personalizarla y devolverla con su configuración inicial (luces, colores, etc.). Paul mostró qué uso se le podría dar, por ejemplo, a un tecnología de e-ink a este fin.

La decisión del jurado no fue nada fácil porque el resto de propuestas tenían un nivel muy alto. Aquí las tenéis resumidas.

El equipo BMW_Flow Team (Josep Jordana, Javier Arturo Rodríguez y Jordi Soucheiron)  Esta aplicación consta de dos partes: una aplicación móvil que recoge los datos de la moto y los envía a la nube y una interfaz web que te permite ver en  realtime la variación de las variables de tu motocicleta. Este interfaz web incluye una API que permite que el usuario o aplicaciones de terceros  puedan obtener datos históricos de la motocicleta.

Internet of Bikes (Oriol Fernandez). Es una aplicación orientada al concepto de Smart City. Utiliza los sensores de la moto y un smartphone. Envía la información a  la nube para proporcionar información en tiempo real de varias condiciones: clima, la temperatura, la luz, etc. Combinada con información de la ciudad puede enviar sugerencias al smartphone/moto para ser más eficiente.

El equipo Butun (Marc Felip) proponía una aplicación basada en sensores que te permitiera medir y mejorar tu competencia como conductor.

El equipo Pictime Social (Juan Cruz, Guillermo Perez y Josep Romero) proponía una aproximación de social media para dar soporte a un “fan club” a base de compartir información con miembros de la comunidad BMW creando un sistema de incentivos y créditos para poder tener premios como el de acceder a pilotos conocidos y poder interactuar con ellos. Se podían compartir también fotos y otros media.

El equipo  Mobile Airborne Division (Noel De Martin, Sergio Sánchez, Nelson Melina y Carlota Royuela) propueso ZenCAT un sistema antirrobo basado en convertir la moto en un nodo de una red de “internet of things”.

Jokin Cuadrado y Javier Serna propusieron RideWithMe, un sistema de soporte a la comunicación entre motoristas para poder compartir rutas sobre la marcha.

Markus Fisch propuso una aplicación aparentemente muy sencilla: contar los errores que se realizan mientras se conducen y poder saber qué es lo que se debe mejorar de la conducción.

El equipo Eco (David Torguet García, Diego Morales Gómez, Rubén Sánchez Castellano y Raimon Ràfols Montané) propuso una constelación de aplicaciones (EcoWallet + EcoGlass + Eco2mmunity) que también hacía uso de Google Glass. El objetivo era crear un entorno y unos incentivos que favorecieran una conducción que fuera más ecológicamente consciente.

El grupo The Synthesizers *(Horacio Herrera, Ricardo Caballero y Oriol Capdevila)  propuso BMW Experience, una aplicación para entender en qué consiste la experiencia de conducción BMW a partir, fundamentalmente, del descubrimiento compartido de lugares y rutas.

Los  Alergics (Bernat Borras y Adria Berge) propusieron Ascure, una aplicación de Android para dar seguridad. Consulta y modifica el estado de la moto de manera remota y detecta cuando alguien la está moviendo. Da la posibilidad de alertar a la policía o aun servicio de seguridad.

La propuesta imesh del equipo MadGeekLabs (Alejandro Vidal, Gustavo Giudici, Sanja Zakovska y Carlos Jimenez) utiliza Bluetooth para crear una red mesh. Esta orientada, en parte, a crear una red en caso de emergencia pero también para facilitar la conectividad entre conductores en marcha. Se propusieron otros casos de uso igualmente interesantes.

Check & Ride, una propuesta del equipo Motoapp (Pol Montserrat. Erik Podetti y Carles Farrerons) monitoriza datos procedentes de la moto y de otras fuentes (como la ciudad) para detectar anomalías que puedan afectar a la conducción y propone soluciones al conductor. Al mismo tiempo busca recompensar a los buenos conductores.

El equipo WOOW (David Álvarez, Cristian Grau López y Marc Gibert) propuso The Guard. Un sistema para detectar motos perdidas o robadas que explota una red de aplicaciones móviles distribuídas.

La propuesta del equipo Solarriz (Jordi Aranda, David Solans y Borja Gorriz) fue Follow Me. Se trata de una aplicación de Android que permite a cada motorista compartir su ruta y posición via un link web o bien a los compañeros en ruta

Safe the Rider fuera la propuesta de Toni Cañas Guillén para gestionar diversos scooters BMW centrándose en la interacción entre datos de la moto y condiciones climatológicas a fin de crear una conducción segura.

La propuesta del equipo Tecnoria (Luis Miguel Gil) fue ecall moto que evalúa si un motorista ha tenido un accidente a partir de la integración de sensores ya existentes, GPS y otras tecnologías. En caso afirmativo, la aplicación lanza una serie de informaciones a los servicios correspondientes.

En suma, mucha creatividad para poder responder al reto de mejorar la experiencia urbana de conducción de motos.

En el intercambio que hemos tenido con los participantes hemos descubierto cosas que hicimos bien y otras que hay que mejorar para próximas ediciones. Ya sabemos que el cátering recibió muchos parabienes y en próximas ediciones mejoraremos la gestión de las presentaciones. En particular, el tiempo asignado y cómo realizar las demos mejor. De todos se aprende!

FotoTotsPremiats

Share

Formación

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.