Un vistazo a ECSITE: co-, making, gaming e investigación responsable

Article-Ecsite-20142La Mandarina de Newton estuvo muy presente en la edición de ECSITE de este año. Como sabéis, es la reunión más importante del mundo de museos y centros de ciencia.

Nosotros promovimos la organización de una sesión específica sobre co-producción con los usuarios. Convinimos con los diversos ponentes y la organizadora, Holly Halsted, en que, de acuerdo con los valores que promovía ECSITE, se llamara “The Democratic Exhibition: putting co-production first”. Con ello queríamos remarcar el potencial democratizador de abrir a los ciudadanos los procesos de producción de los contenidos, actividades, exposiciones e incluso de a organización del propio museo o centro de ciencia. Lo hicimos, como siempre, desde una perspectiva constructiva y construccionista, esto es, de diseño y exploración conjunta.

Los ponentes de esta sesión fueron, además, de nosotros mismos:

La sesión también fue una buena ocasióin para cerrar lazos con estos profesionales y plantearnos proyectos de futuro.

Apuntar que los temas de co-creación y co-producción también aparecieron en otras sesiones. En particular, hubo un aula contínua de making, con impresoras 3D y otras tecnologías. Alli se mostraban y discutían de forma práctica los principios básicos para crear un espacio de making en un museo o centro de ciencia. Hubo ejemplos procesos interesantes, básicamente influídos por la visión de Tinkering según la línea que ha iniciado Exploratorium, una entidad que tiene un gran ascendente sobre la comunidad de centros y museos de ciencia.

También comprobamos que había muchas experiencias de prototipado de módulos expositivos concretos para determinadas áreas de museos. Se siguen apuntando pues, una cierta apertura de los procesos habituales de un museo pero nos quedó la sensación de que los usuarios se seguían viendo, en general, más como componentes de “user groups” que como auténticos co-productores de conocimiento. Aún así, es una tendencia interesante en la sesión que se centró en las formas prácticas de introducir “makerspaces” en este tipo de instituciones, con un importante predominio de experiencias americanas y un contrapunto de la Science Gallery de Dublín que quiere situarse “au dessus de la melée” pero apostó por un concepto, para nosotros, discutible en este contexto, que es el del centro como “living lab”.

Otra forma de participación que contó con multitud de presentaciones fue la que consiste en  mostrar al público el “backstage” de exposiciones y museos: cómo se organizan, cómo se construyen, etc. Esta es una línea que también hemos visto en instituciones del ámbito artístico. No faltaron tampoco los proyectos de “Ciencia Ciudadana” que están en auge, en una línea donde participación está muy centrada en el ciudadano como sensor y recolector de datos, hay pocos proyectos donde participe en más profundidad. Pero es otra “tendencia” en este sector.

 Finalmente, otra área de interés fué la que surge en torno al movimiento en favor de la investigación y la innovación responsables. Los museos y centros de ciencia se están proponiendo como “punto neutro” para activar abrir una conexión que va de los ciudadanos hacia los científicos y tecnólogos. Se trata de intentar que su investigación esté dentro de los ámbitos de lo éticamente responsable. Qué sea esto, es otro campo de discusión y fue interesante, por ejemplo, el proyecto europeo Responsible Research and Innovation Tools que se basa en años de investigación desde las ciencias sociales y los estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad. Otros proyetos son más específicos y centrados en ámbitos como la neurociencia. El responsible resarch es una línea en la que estamos interesados y sobre la que volveremos.

 La comunidad de museos y centros de ciencia surgió en un momento socioeconómico y político muy concreto, con una exigencia de promover una visión favorable de la ciencia a partir de formatos innovadores. Está intentando de nuevo alcanzar al público por otras vías como la el making o la gamificación. Veremos sino se trivializan en nuevas formas de “venta” de la idea tecnocientífica y se aprovechan para generar  conocimiento y de aprendizaje y verdadera escucha de y con los ciudadanos. Esperemos que se activen de forma profunda. La co-creación es aprendizaje, como dijimos en la sesión. Y como seguimos intentado mostrar cada día.

 

Share

Formación

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.