2a Edición TalentLab: resumen del taller 'Tecnologías del pasado'

El pasado miércoles (23 de enero de 2013) iniciamos los talleres de la segunda edición de TalentLab con un taller dedicado a las “Tecnologías del pasado” en la Residencia de Investigadores (CSIC-Generalitat de Catalunya). La sesión tenía un programa intenso de trabajo, que comenzó con una visita a las instalaciones del departamento de Arqueología de la Institución Milá y Fontanals (CSIC) en la que los participantes pudimos conocer algunas de las líneas de investigación de la mano de los investigadores: desde el estudio de la producción de herramientas líticas y orgánicas, y su georeferenciación en colecciones de referencia, al análisis combinado etnográfico y arqueológico de las construcciones en el pasado, pasando por los estudios paleobotánicos y climáticos del pasado.

Una vez terminada la visita nos dirigimos a la Residencia de Investigadores donde se había de desarrollar el taller propiamente dicho, conducido por Irene Lapuente de la Mandarina de Newton SL-CoCreating Culturas. Tras una breve presentación del proyecto y de la estructura de la sesión, los participantes se repartieron en tres grupos.

Los materiales (objetos e imágenes) que los participantes habían buscado como actividad previa al taller sirvieron en una primera actividad de calentamiento para hacer emerger ideas y discusión en el seno de cada grupo, que más tarde, pusieron en común con los otros grupos. El primer grupo puso de manifiesto la todavía arraigada imagen sexista de la prehistoria, especialmente en los libros de texto, y por otro lado destacó el doble carácter positivo y negativo de la tecnología en función de la aplicación que se le dé. El segundo grupo destacó el papel de la producción tecnológica en la socialización y la emergencia de la humanidad. El tercer grupo puso el énfasis en los estereotipos de los arqueólogos que buscan tesoros que aparecen en películas (Indiana Jones, Lara Croft) que desdibujan su actividad real que se interesa por cómo vivían las sociedades del pasado. También comentaron la necesidad de ser conscientes de que el patrimonio es de todos.

De estas presentaciones surgió una discusión interesante sobre el papel de las películas y series de televisión y el fomento de las vocaciones. Se dijo que la arqueología presentada a través de estos medios desvirtúa la actividad real y al mismo tiempo fomenta las vocaciones, aunque sobre una base irreal que puede generar algunas frustraciones en los jóvenes que se aventuren a ella.

Se comentó que habría que acercar la investigación real al alumnado y también que sería necesario estimular el espíritu de la investigación más que transmitir conocimientos establecidos. Se destacó que hay que recordar a los alumnos, y a la sociedad en general, que todavía nos falta mucho por conocer.

Luego los grupos se centraron en el público objetivo al que irá dirigido el recurso educativo. A partir de las fichas que habían rellenado con información de chicos y chicas reales, los grupos tuvieron que extraer las características principales de sus intereses, preocupaciones y situación en general. Eso debía permitir encarar las necesidades del recurso.
En post-its, los participantes indicaron como prioridades la necesidad de reflexión, de huir de los tópicos y de aportar veracidad, lo que debería evitarse forzosamente en el recurso serían las visiones sexistas establecidas como hechos y en general de la investigación como si ya fuera todo conocido.

Después de una corta pausa, reanudamos la actividad, ahora con la intención de ir acotando el recurso. Cada grupo organizó las ideas para darles un formato de recurso educativo, que finalmente se visualizó con un esquema y/o prototipo. El primer grupo pensó una actividad de clase en la que se trabajara a partir de imágenes de objetos y herramientas y los alumnos tuvieran que confeccionar el paisaje o la situación en la que pensarían que estarían presentes estos objetos. Estas composiciones servirían para la reflexión colectiva sobre las representaciones que nos llegan del pasado y sería el inicio para el conocimiento de lo que en investigación se sabe actualmente y de lo que todavía no se conoce.

El segundo grupo ideó un juego, Evolupoly, como una actividad evaluadora o de síntesis. Estarían representadas las épocas prehistóricas de manera concéntrica con el inicio de la escriptura el centro, que sería la última casilla. Los círculos estarían divididos en una serie de casillas con preguntas que plantearían unos retos que pondrían a prueba sus conocimientos en prehistoria y que los participantes deberían ir superando.

Finalmente el tercer grupo planteó un recurso educativo que a partir de imágenes de objetos los alumnos puedan estudiar y experimentar en el aula. La idea sería que de las imágenes de los objetos de cerámica, los alumnos puedan hacer réplicas con un horno y experimentar de diferentes maneras del uso que se hacía. Al mismo tiempo se combinaría esta actividad con una labor de documentación para conocer el origen y la procedencia de los objetos.

Como resultado de una votación, los participantes escogieron que la propuesta que les gustaría más que se realizara como recurso educativo sería esta tercera propuesta. En la discusión final se consideró la posibilidad de incorporar ideas de las otras propuestas, si esto sirviera para enriquecer el recurso. Ahora, pues, habrá que trabajar en la propuesta a desarrollar y esperamos la colaboración de todos!

Podéis encontrar más fotos en nuestra página de facebook.

Para más información podéis entrar a la página del TalentLab.

—————–
Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC. 
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.

Share

Envia un comentario

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*

Formación

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.