TalentLab: Escuchando la Tierra - sesión I

El pasado 25 de enero empezamos el tercer taller de TalentLab, “Escuchando la Tierra”, en el Observatorio del Ebro (CSIC-URL). A medida que llegaban, los participantes se fueron repartiendo en dos grupos, procurando compartir mesa con alguién que no conocieran. Presentamos el taller y la estructura de la sesión y, enseguida, nos pusimos a trabajar.

Primero, en una sesión de inspiración, se hizo una puesta en común por grupos del contexto del cambio climático a partir de imágenes seleccionadas y de las ideas que le sugirieron a cada participante. El primer grupo enfatizó la cuestión de las escalas (global, local) en las que nos encontramos ante el cambio climático y el ciclo hidrológico. También la cuestión de los riesgos asociados con el tema del agua, ya que esta es un recurso deseable pero también puede conllevar situaciones de peligro o desastre.

El segundo grupo sugirió la idea de “el camino” para poner de manifiesto el recorrido que habría que transcurrir desde una situación en la que se ubicarían los desastres (por causas naturales o antrópicas) hasta el ideal de una acción humana en armonía con el entorno natural, a la que llegaríamos pasando por el filtro del pensamiento científico. Este planteamiento suscitó debate con el otro grupo debido a que éste consideraba que, en realidad, la naturaleza (con fenómenos naturales de gran magnitud incluidos) había sido armónica antes de que actuara la mano humana. Pensamos que el camino propuesto por el segundo grupo quería reflejar un ideal de una nueva “racionalidad” o “pensamiento científico” que actuaría más acorde con el medio natural.

Seguidamente, en el escenario de futuro los dos grupos coincidieron en situarse a un nivel local. El primer grupo editó la portada del diario “La veu de Roquetes”, de un día 25 de enero de 2030, destacando la cuestión del agua (las restricciones afectan a la agricultura y el trasvase Norte-Sur queda en desuso) y la cuestión energética, siendo una realidad que el petróleo ya no es la primera fuente de energía. También plasmó un cambio climático avanzado (deshielo del polo Norte) con efectos político-comerciales. Finalmente, situó la esperanza de vida a los 100 años. El segundo grupo publicó la portada del diario “Lo Sud” destacando los movimientos migratorios por los efectos del cambio climático (cumbre mundial de urgencia por una situación catastrófica, en Noruega llegan a -30 grados centígrados y se ofrece el desierto de Andalucía para la reubicación de la población noruega). También, la relevancia de la medicina genética con la erradicación de la diabetes y el lanzamiento de un cohete espacial reutilizable.

Luego se establecieron los perfiles de los usuarios hipotéticos del recurso educativos y se destacaron aspectos relacionados con la curiosidad en general y el interés por el deporte y la cultura. También un marcado interés por el uso de las nuevas tecnologías de comunicación, especialmente, el uso del canal YouTube. Este último aspecto propició un pequeño debate sobre el potencial educativo de este medio en la enseñanza de las ciencias, ya sea como material útil para mostrar algunos fenómenos científicos difíciles de visualizar en el aula, ya sea para producir un recurso para en este canal, ya sea para que los alumnos creen vídeos con experiencias científicas que luego cuelguen en YouTube. Es decir, un medio a tener en cuenta.

Resumiendo las ideas surgidas en las actividades anteriores, los dos grupos plasmaron “cuadros” muy completos, que denotan la necesidad de integración de los aspectos naturales y científicos con los económicos y sociales. El segundo grupo incluyó también el concepto “actitud”.

A partir de aquí cada grupo perfiló una idea de recurso educativo. El primer grupo sugirió la elaboración de una plataforma (wiki, blog, videos, etc.) para trabajar los efectos locales del cambio climático con información científica integrada (física, biología, química, etc.). El segundo grupo sugirió la visita “in situ” a los lugares y realidades que se quieran conocer y la plasmación gráfica como posible vía de integración del conocimiento y aprendizaje, por ejemplo, a través de ilustraciones, infografías, vídeos o otros.

Aún está todo por definir pero parece que hubiera una cierta convergencia en la integración de conocimientos, el centrarse en realidades locales y la plasmación en medios gráficos. Veremos qué pasa en los próximos días y cómo evolucionan las propuestas.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

Formación

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.