TalentLab: se inicia la 3a Edición y se re-inaugura la Exposición en el Espacio Mandarina!

La 3a edición del proyecto del CSIC, TalentLab  comienza con una nueva serie de talleres y diálogos interdisciplinares abiertos al público (del 5 Marzo al 16 Junio de 2014).

Para celebrar el inicio de esta nueva edición, este Viernes, 28 de Febrero, a las 19h en el Espacio Mandarinare-inauguraremos la Exposición de los Recursos Educativos de TalentLab

Esta exposición se exhibió por primera vez en Octubre de 2013, en la Residència d’Investigadors (CSIC-Generalitat de Catalunya) y ahora la re-abrimos al publico. En esta muestra podréis acceder a todos los recursos educativos producidos en las últimas ediciones de TalentLab y conocer un poco más sobre la nueva edición.

Os invitamos a todos a pasar por nuestro Espacio y a conocer un poco más sobre el proyecto TalentLab. Es un evento gratis y abierto a cualquiera interesado, con registro.

La edición de este año de TalentLab tendrá dos líneas de trabajo:

Línea Profesorado: Talleres para Profesores con los que trabajaremos sobre los recursos educativos co-creados en las dos ediciones anteriores. Se realizarán 3 talleres a lo largo del mes de Marzo (12, 19 y 26 de Marzo), cada uno dedicado a dos de los temas que se exploraron en TalentLab I y II.

Línea Público: Una serie de diálogos interdisciplinares entre el público y investigadores (5 de Marzo, 7 de Abril y 16 de Junio) en torno a las hibridaciones Naturaleza-Tecnología: Transgénicos, Ciborgs y Fukushima.

Todos estos eventos se llevarán a cabo en la Residència d’Investigadors (CSIC -Generalitat de Catalunya), a las 18h. Estos son eventos gratuitos con inscripción.

Toda la información está disponible en talentlab.csic.es

 

Share

Presentes en las Jornadas de Divulgación Innovadora, en Zaragoza

Etopia Center for Art & Technology organiza las I Jornadas de Divulgación Innovadora D+I con el objetivo de explorar nuevas fórmulas para comunicar ciencia. Comunicadores, divulgadores, científicos y asistentes reflexionarán sobre el por qué de la divulgación científica y algunos de los posibles caminos a explorar en este ámbito.

La Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, en colaboración con el Ayuntamiento de la ciudad quieren ofrecer un programa muy dinámico que muestre cruces de caminos entre la ciencia, el teatro, la danza, la magia, la literatura, la música, la gastronomía o el humor. Para ello, se han reunido una selección de casos, presentados por sus protagonistas y abiertos al debate, con el objetivo de inspirar y estímular a los divulgadores de la ciencia. Entre algunos de los ejemplos que se presentarán, se encuentran los proyectos Science of the City y TalentLab. Irene Lapuente, de la Mandarina de Newton, formará parte de la mesa redonda Ciencia que se cuela por las rendijas, el próximo sábado 19 de octubre a las 12:00h.

Para ir calentando motores, la organización pidió un punto de partida a los ponentes… Este fue el nuestro:

Acortando distancias entre la ciencia, la ciudad y los públicos

¿Qué es la ciencia? ¿Dónde podemos encontrarla? ¿A quién le pertenece? A priori, podríamos pensar que estas son preguntas al azar, incluso preguntas sin sentido… Preguntas sin recorrido. Pero no es así.

¿Qué es la ciencia? es una cuestión no trivial a la que hemos dedicado muchos y variados talleres. La primera vez que propusimos trabajar con imágenes, post-its y diálogo en torno a esta pregunta fue en el centro penitenciario CP Joves de la Roca del Vallès. Las respuestas y conclusiones no fueron sólo sorprendentes, sino también muy interesantes. Los internos veían el valor del conocimiento científico por su capacidad de ser razonado, compartido y mejorado de una forma práctica y directa, casi espeluznante. Francamente, fue toda una lección.

¿Dónde podemos encontrarla? es el punto de partida del proyecto Science of the City, desarrollado por la Mandarina de Newton y que contó con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, del Ministerio de Economía y Competitividad de España, Fundació “la Caixa”, el Instituto de Cultura de la ciudad de Barcelona, el Tech Museum de San José en California y la asociación Paris-Montagne. Los participantes del concurso de vídeos que iniciaba esta aventura supieron encontrar la ciencia en muchos rincones: el lavabo, la cocina, las calles, los coches, el jardín, las galletas… Y es que nosotros siempre hemos creído que la ciencia es una actitud, una forma de mirar e interpretar lo que nos rodea y a nosotros mismos, y no se encuentra confinada en ningún lugar específico.

¿A quién le pertenece? nos lo cuestionamos en nuestros proyectos; en la Mandarina de Newton creemos que la ciencia es un commons más. La ciencia es de todos, es algo humano, social, político, económico… y sí, también científico. Es por eso que pensamos que la distancia entre ciencia, ciudad y públicos debe ser reducida. Así son nuestros trabajos y nuestras exposiciones.

Iniciamos la aventura en el campo de la co-creación expositiva con De la contemplación a la participación y más allá, para seguir con Science of the City y TalentLab, entre otros.
De talleres presenciales a internet o de los concursos de vídeos al diàlogo con artistas, investigamos caminos que nos lleven al aprendizaje colectivo y a la co-creación conjunta porque defendemos que la ciencia es una actitud que puede estar presente en cualquier lugar al alcance de todos.

Irene Lapuente

A tan sólo unas horas de que se inicien las Jornadas, estamos muy ilusionados y con ganas de conocer otros proyectos interesantes, otros compañeros de profesión, otros puntos de vista… Esperamos que este encuentro sea un éxito y consigamos inspirarnos mútuamente. ¡Os seguiremos informando!

Share

2a. Edición TalentLab: resumen del taller 'Co-crear una exposición científica con el público' - 2a. Sesión

Segunda sesión – iteración e integración

La segunda sesión retomó las propuestas allí donde se habían dejado la noche anterior, aunque los participantes vinieron cargados con nuevas ideas y materiales para complementarlas y/o mejorarlas. Dedicaron un rato a trabajarlas y luego comenzaron las iteraciones. La visita de participantes de otros grupos permitió establecer un diálogo y hacer una crítica constructiva sobre las propuestas. Al mismo tiempo, conocer las propuestas de los demás servía para enriquecer la propia propuesta.

Una vez pulidas, los grupos pusieron en común sus propuestas. El primer grupo sintetizó su propuesta en la idea “la ciencia se expresa, el hombre interpreta y emociona” que pretendía identificar el proceso creativo como emoción, emoción que a su vez modifica el proceso creativo. Habría dos zonas, una “experimental o creativa”, donde se mostrarían experimentos de cristalización y de cultivos progresivos, y una zona “multimedia” con proyecciones de las creaciones que provocarían emociones. Todo ello debería realizarlo un equipo (científicos, técnico multimedia, ingeniero técnico y equipo pedagógico) que trabajaría conjuntamente las dos zonas, siempre teniendo presente el aspecto “pedagógico”. La propuesta se estimó en 23.000 €.

  

El segundo grupo sintetizó su propuesta en el mensaje “la evolución no tiene dirección ni límites”, motivada por la necesidad de conocer el pasado para entender el futuro. Se planteó la creación de un museo con una “zona expositiva” que mostraría la línea del tiempo que sería interactiva a nivel individual, y una zona de “juegos interactivos” donde se trabajaría el término “evolución” y con la relación de la tecnología a lo largo de la historia. Para llevarla a cabo sería necesario un equipo multidisciplinar (biólogos, diseñador, periodista, director-gerente, abuelos, voluntarios) y el coste de producirla se estimó en 500.000 €.

El tercer grupo resumió su propuesta con la idea “los límites de la tecnología” para reflexionar sobre dónde detenerse en la evolución tecnológica. Se trataría de un recorrido virtual (holografía, 3D, Wii) por tres itinerarios que tratarían la salud, la alimentación y la energía y en los que se plantearían dilemas en torno a la relación entre naturaleza y tecnología, los cuales pasan por decisiones humanas. A lo largo del itinerario los visitantes se encontrarían con nodos de reflexión y decisión con aspectos positivos y negativos (morales, históricos, hipotéticos). La primera parte mostraría los hechos históricos y la segunda parte los dilemas actuales y de futuro. Para desarrollar la propuesta se necesitaría un equipo formado por programadores, diseñadores, comunicadores, divulgadores y expertos científicos. El coste se estimó sobre la base de contratación de 20 personas durante seis meses a razón de 2.000 € el mes: 240.000 €.

El cuarto grupo propuso viajar “de la inspiración natural en la creación tecnológica” considerando que la naturaleza es una fuente de inspiración para imitar y desarrollar tecnología. Se propuso hacer un recorrido dentro de un túnel interactivo donde se diferenciarán tres espacios: “de inspiración” con la proyección de estímulos visuales y auditivos de diferentes elementos naturales, “de descubrimiento” de ejemplos en los que la naturaleza ha servido de modelo, y “de creación” para generar nuevas ideas de manera manipulativa, descriptiva … Todas estas ideas se recogerían y proyectarían en una gran pantalla y cabría la posibilidad de continuar haciendo aportaciones fuera de la exposición. Para llevar a cabo la propuesta se requeriría asesoramiento científico, un escenógrafo iluminador, un programador de interactivos, un diseñador gráfico y un dinamizador de sala. Se estimó un coste de 200.000 €, con la posibilidad de adaptarse a un formato más modesto y barato que también permitiera la interactividad.

  

Finalmente, el quinto grupo propuso explorar “las dos caras de la tecnología” para concienciar al público de las beneficios e inconvenientes de los avances tecnológicos y concienciar que la accesibilidad es un factor que condiciona la calidad de vida, los impactos y oportunidades que se tienen. Se crearía una tabla táctil (o de cartulina) y se jugaría con la idea de hacer parejas de contrarios para los diferentes avances tecnológicos, centrados en seis temas clave. El juego daría una respuesta abierta y registraría todas las aportaciones, que deberían servir para provocar una transformación o cambio. No se estimó económicamente la producción de módulo interactivo pero se comentó que sería adaptable a un amplio abanico de presupuestos.

Una vez presentadas las propuestas, los diferentes grupos hicieron un ejercicio para integrar algunas o todas las propuestas en una propuesta única, siguiendo un hilo conductor que las enlazaría. La intención era ver las afinidades, complementariedades o divergencias y la posibilidad de integrarlas o no. De los diferentes itinerarios destacó la afinidad entre la primera y la cuarta propuesta, al poner de manifiesto el aspecto estético y emotivo del proceso creativo, y, por otra parte, la complementariedad y posibilidad de integración de la segunda, la tercera y la quinta propuesta, planteando el papel de la tecnología en la sociedad desde una aproximación compleja: una evolución tecnológica que mostraría varias caras, y que tendría límites que deberían ser definidos por decisiones humanas.

  

El taller ha servido para reflexionar sobre las complejas relaciones que existen entre naturaleza y tecnología que son inseparables de la sociedad. Se han hecho muchas propuestas para plasmar algunas de estas relaciones en una exposición y también para mostrar el interés de los públicos en participar en la creación de contenidos. A partir de los resultados y de las ideas surgidas en el taller se elaborará un dossier para crear una exposición de carácter científico en el futuro. La idea es seguir trabajando y profundizando en torno a la dualidad naturaleza-tecnología, incorporando nuevos protagonistas y fases de trabajo, que finalmente puedan concretarse en una exposición.

Pero la actividad también ha servido para conocer unas nuevas dinámicas de trabajo, que favorecen la participación y la mirada interdisciplinaria, y para establecer redes de contactos, o workneting, tomando las palabras de La Mandarina de Newton. Esperamos que este taller sea el inicio de una nueva línea de trabajo del CSIC en Cataluña abierta a todos.

Podéis encontrar más fotos en nuestra página de facebook.

Para más información podéis entrar a la página del TalentLab.

—————–
Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC. 
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.

Share

2a Edición TalentLab: resumen del taller 'Cerca del Mar'

El pasado miércoles (6 de febrero de 2013) realizamos el tercer taller del proyecto TalentLab en el Institut de Ciències del Mar (CSIC). El taller estaba dedicado al ecosistema marino con un foco especial a su humanización y tecnificación. La actividad comenzó con una visita a las instalaciones de los acuarios. Josep Maria Gili mostró los organismos marinos que cultivan en diferentes cámaras, como pólipos, medusas, tenóforos, etc. Explicó el meticuloso control a seguir para cultivar las diferentes especies según sus necesidades -de luz, temperatura, circulación del agua-, simulando de la manera más fidedigna posible el medio donde viven, y calcular variables difíciles de medir “in situ”, como por ejemplo, la tasa de crecimiento de los organismos del bentos marino.

Una vez terminada la visita nos dirigimos a la sala de trabajo para iniciar el taller propiamente dicho. Los participantes se dividieron en cinco grupos y, conducidos por Irene Lapuente (La Mandarina de Newton), comenzaron a discutir en el seno del grupo a partir de las imágenes y objetos que habían traído. De esta primera actividad de inspiración, el primer grupo destacó algunas ideas en términos de dualidad: sistemas de vigilancia marinos que permiten el control pero no tienen en cuenta la conciencia; barreras de contención del petróleo que son útiles pero causan un gran impacto visual; bastoncillos de las orejas como objetos de utilidad humana pero que son armas de destrucción para otros organismos; biodiversidad vs diversidad artificial.

taller 3 010 inspiracio totxana

El segundo grupo lanzó ideas en tres direcciones: el cambio climático y la necesidad de ser riguroso al hacer divulgación; lo que nos gusta de ir a la playa (conocerla, conservarla, recuerdos) y lo que no nos gusta (masificación, olores); y la tecnología como herramienta para dibujar paisajes marinos no accesibles al ojo humano. El tercer grupo partió de la idea del tiburón como símbolo del predador que es víctima del impacto antropogénico (sobrepesca, contaminantes), que a su vez, al estar en la cima de la cadena trófica, por bioacumulación, tiene efecto sobre los humanos (alimentación). Hizo referencia también a la isla de residuos flotante que conocemos por fragmentos que se desprenden, sin que haya consecuentes respuestas de actuación. El cuarto grupo habló de los residuos y de la artificialización del medio marino, tanto de la creación de nuevos ecosistemas, como los arrecifes coralinos artificiales, como de la propia artificialización del litoral. Esta idea derivó hacia los conceptos de funcionalidad y estructura, de máximo rendimiento sostenible y de la dualidad economía vs ecología en la gestión de los ecosistemas. El quinto grupo expresó la necesidad de recuperar el conocimiento injustamente olvidado, de tener en cuenta el pasado para comprender el presente y encarar el futuro, y enfatizó en la idea de descubrir lo que el mar esconde para saber lo que le han hecho.

taller 3 005 inspiracio tauro

Dejando reposar estas ideas de partida, proseguimos con una actividad para analizar las personas a las que irá dirigido el recurso educativo. En general se dibujó una persona tipo que sería alegre, extrovertida, curiosa, con intereses múltiples, como la música, los deportes y los amigos, con pocos cambios y problemas familiares. Varios grupos destacaron la diversidad de culturas: gitana, boliviana, china, y el uso de las tecnologías que promueven nuevos lenguajes (emoticonos).

taller 3 006 prioritats semafor

Con la idea de empezar a acotar el recurso educativo los grupos establecieron las prioridades y los puntos negros en los que no debería caer el recurso. El primer grupo dijo que debería fomentar el debate, el papel activo de los alumnos, que fuera interdisciplinario y acotado en el tiempo, evitando los tópicos. El segundo también comentó la necesidad de fomentar el debate y el carácter vivencial, incidiendo en promover la actividad física, el trabajo en grupo, y evitando los estereotipos, la competencia excesiva y la falta de rigor.

El tercer grupo destacó que el recurso debería garantizar el rigor científico, estimular la curiosidad, la creatividad y el trabajo en grupo, que fuera estético visualmente, evitando que sea demasiado técnico o teórico. El cuarto grupo, por su parte, volvió a destacar el debate, que haga pensar, sea divertido y atractivo visualmente, evitando dar soluciones o que sea una clase expositiva. Finalmente, el quinto grupo priorizó el estímulo de la curiosidad, de generación de preguntas e interacción, evitando utilizar exclusivamente las nuevas tecnologías de la información.

taller 3 007 proposta 2

Tras una breve pausa, los grupos tradujeron estas ideas en forma de una propuesta de actividad para el aula. La conceptualización de las propuestas vivió varias iteraciones con las visitas de personas de otros grupos, que con sus preguntas y comentarios, ayudaron a reformularlas y mejorarlas. En su versión “definitiva”, el primer grupo imaginó un recurso que se basaría en una aplicación móvil para valorar el estado de las playas: los servicios, las músicas, los deportes, el medio ambiente y que los participantes valorarían con emoticonos. Los datos proporcionados podrían tener interés para la comunidad científica aplicando la estadística. El segundo grupo planteó crear unos “juegos reunidos del mar” a partir de juegos tradicionales adaptados al medio marino: el “juego del pañuelo” utilizaría cartas de peces; “quién es quién” consistiría en identificar especies de peces, crustáceos, plancton; “quien come a quién” promovería el deporte; “memory” relacionaría especies con algunos efectos que sufren estas mismas especies. Se podrían ofrecer como una actividad de gincana en la semana cultural o como crédito de síntesis.

taller 3 014 proposta 1

El tercer grupo ideó un recurso basado en los residuos y que se adaptaría a diferentes niveles educativos. Se planteó como una actividad de recogida y análisis de residuos de la playa que podría plantear un experimento en el aula para analizar los efectos de los contaminantes químicos en el mar. El cuarto grupo pensó un juego para reflexionar sobre la actividad pesquera en base a las variables económica y ecológica. Se jugaría en grupos y se asignaría (o elegirían) una flota de barcos diferente en cada grupo. A través de una aplicación móvil, durante una semana los grupos irían de pesca y al final se dibujarían cuatro escenarios diferentes que permitirían discutir en clase las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

taller 3 012 proposta 5

El quinto grupo propuso crear un “blog de la pesca” para trabajar en el aula la actividad pesquera actual y del pasado. Ofrecerían unos contenidos e imágenes introductorios y se plantearían unos temas de estudio: tipo de embarcaciones, pescado que se pesca, cómo se vende el pescado, la vida de un pescador y las artes de la pesca. La clase se dividiría en grupos para cubrir los temas en el pasado y el presente. Sería un recurso online que promovería el trabajo offline o presencial (archivos, museos, bibliotecas, mercados, entrevistas). Los resultados se pondrían en común para intentar explicar cómo ha variado la actividad humana a lo largo del tiempo (cambios económicos, sociales, ambientales). Las conclusiones se presentarían oralmente y ofrecería un resumen y opinión de la actividad en el blog. Esta última propuesta fue la que los participantes decidieron que les gustaría llevar a cabo como así mostraron los resultados de la votación.

De esta manera concluyó el taller que en esta ocasión se alargó un poco y nos acercó a la hora de cenar. Concluyen también los talleres con profesores e investigadores y ahora habrá que ponerse a trabajar en las propuestas educativas.

Podéis encontrar más fotos en nuestra página de facebook.

Para más información podéis entrar a la página del TalentLab.

—————–
Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC. 
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.

Share

2a Edición TalentLab: resumen del taller 'Tecnología en el Espacio'

El pasado miércoles, 30 de enero de 2013, tuvo lugar el segundo taller de TalentLab, ‘Tecnología en el espacio‘, en el Instituto de ‘Estudios Espaciales de Cataluña. Antes de iniciar la sesión, uno de los participantes, Francesc Vilardell, nos enseñó que es posible controlar en tiempo real el telescopio del Observatorio del Montsec. Esta es una herramienta muy útil que permite que cualquier institución que lo solicite pueda reservar el telescopio para estudiar el espacio. Además nos comentó que otros observatorios en España disponen también de un servicio dedicado a los centros escolares para que sus alumnos puedan observar el espacio en directo.

Después de esta breve presentación, Irene Lapuente (La Mandarina de Newton) y Laura Valls (CSIC) explicaron cómo se conduciría la sesión y los participantes se dividieron en tres grupos heterogéneos de profesores e investigadores. La dinámica de la sesión fue similar a la del primer taller. Para empezar, los grupos discutieron e intercambiaron opiniones teniendo como punto de partida imágenes relacionadas con la temática tecnología y espacio. El objetivo de esta primera actividad era comenzar a crear un mapa de ideas, un primer esbozo de lo que vendría a ser la propuesta final de cada grupo.

Curiosamente, hubo varios temas destacados por los tres grupos: la exploración espacial y la gestión de los residuos generados. El primer grupo propuso que sería interesante crear una especie de kit básico para explorar el espacio. Sería un trabajo en equipo en que los alumnos tendrían que identificar lo que necesitarían para realizar un viaje destinado a explorar otros planetas, incorporando conocimientos de varias disciplinas (historia, biología, tecnología,…). El segundo grupo destacó el problema que se genera por el hecho de usar con frecuencia imágenes no reales para tratar estos temas. Esto dificulta que tanto los adultos como los estudiantes puedan tener una percepción realista de lo que es el espacio. Han destacado también que hay que terminar con la visión egocéntrica que muchos siguen teniendo: ‘¡La Tierra no es todo, hay todo un Universo más allá de la Tierra!’. El tercero grupo propuso una actividad en que el objetivo sería el lanzamiento de un satélite al espacio. Sería un trabajo de grupo que se desarrollaría en diferentes niveles y habría una presentación al final del proyecto.

La tarea siguiente fue la identificación, por parte de cada grupo, del alumno ‘tipo’ y de sus intereses. También identificaron los puntos clave de sus recursos y los a evitar. A partir de aquí, los participantes  empezaron a definir los detalles de sus recursos y a construir un esquema o prototipo final.

Aunque en esta sesión los grupos partieron de un tema muy similar, los formatos de las propuestas fueron bastante diferentes. El primer grupo presentó una aplicación informática diseñada para dispositivos móviles que consistiría en un viaje espacial, en que los alumnos (12-13 años) tendrían que subir información e imágenes a la plataforma y esto permitiría avanzar en los diferentes niveles del viaje.

 

El segundo grupo propuso un recurso en formato web/blog. Los alumnos (bachillerato) tendrían que gestionar un proyecto de puesta en órbita de un satélite. Sería un trabajo de grupo en que los alumnos se especializarían en una tarea específica necesaria para el lanzamiento del satélite. La página tendría enlaces a otras páginas web de referencia (NASA, ESA, etc.)  e incluiría, por ejemplo, un dossier de preguntas y auto-evaluación.

El tercer grupo presentó otro tipo de formato: un juego de mesa tipo la oca con una versión digital en Scratch. En este caso el proyecto de los alumnos sería el lanzamiento de un cohete a Marte y ellos mismos tendrían que crear las fichas del juego.

Al final elegimos  una propuesta de las tres presentadas. En esta sesión los participantes nos sorprendieron  y decidieron cambiar el formato de la votación. Por primera vez, los participantes quisieron que la decisión final fuera tomada por nosotros, ‘los organizadores’. La propuesta para recurso educativo elegida fue la primera por la calidad del contenido y el formato propuesto. A partir de aquí, habrá que estudiar la viabilidad económica del proyecto y la posibilidad de adaptar la propuesta  e incorporar ideas de los demás recursos presentados.

Podéis encontrar más fotos en nuestra página de facebook.

Para más información podéis entrar a la página del TalentLab.

—————–
Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC. 
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.

Share

TalentLab: Escuchando la Tierra - sesión I

El pasado 25 de enero empezamos el tercer taller de TalentLab, “Escuchando la Tierra”, en el Observatorio del Ebro (CSIC-URL). A medida que llegaban, los participantes se fueron repartiendo en dos grupos, procurando compartir mesa con alguién que no conocieran. Presentamos el taller y la estructura de la sesión y, enseguida, nos pusimos a trabajar.

Primero, en una sesión de inspiración, se hizo una puesta en común por grupos del contexto del cambio climático a partir de imágenes seleccionadas y de las ideas que le sugirieron a cada participante. El primer grupo enfatizó la cuestión de las escalas (global, local) en las que nos encontramos ante el cambio climático y el ciclo hidrológico. También la cuestión de los riesgos asociados con el tema del agua, ya que esta es un recurso deseable pero también puede conllevar situaciones de peligro o desastre.

El segundo grupo sugirió la idea de “el camino” para poner de manifiesto el recorrido que habría que transcurrir desde una situación en la que se ubicarían los desastres (por causas naturales o antrópicas) hasta el ideal de una acción humana en armonía con el entorno natural, a la que llegaríamos pasando por el filtro del pensamiento científico. Este planteamiento suscitó debate con el otro grupo debido a que éste consideraba que, en realidad, la naturaleza (con fenómenos naturales de gran magnitud incluidos) había sido armónica antes de que actuara la mano humana. Pensamos que el camino propuesto por el segundo grupo quería reflejar un ideal de una nueva “racionalidad” o “pensamiento científico” que actuaría más acorde con el medio natural.

Seguidamente, en el escenario de futuro los dos grupos coincidieron en situarse a un nivel local. El primer grupo editó la portada del diario “La veu de Roquetes”, de un día 25 de enero de 2030, destacando la cuestión del agua (las restricciones afectan a la agricultura y el trasvase Norte-Sur queda en desuso) y la cuestión energética, siendo una realidad que el petróleo ya no es la primera fuente de energía. También plasmó un cambio climático avanzado (deshielo del polo Norte) con efectos político-comerciales. Finalmente, situó la esperanza de vida a los 100 años. El segundo grupo publicó la portada del diario “Lo Sud” destacando los movimientos migratorios por los efectos del cambio climático (cumbre mundial de urgencia por una situación catastrófica, en Noruega llegan a -30 grados centígrados y se ofrece el desierto de Andalucía para la reubicación de la población noruega). También, la relevancia de la medicina genética con la erradicación de la diabetes y el lanzamiento de un cohete espacial reutilizable.

Luego se establecieron los perfiles de los usuarios hipotéticos del recurso educativos y se destacaron aspectos relacionados con la curiosidad en general y el interés por el deporte y la cultura. También un marcado interés por el uso de las nuevas tecnologías de comunicación, especialmente, el uso del canal YouTube. Este último aspecto propició un pequeño debate sobre el potencial educativo de este medio en la enseñanza de las ciencias, ya sea como material útil para mostrar algunos fenómenos científicos difíciles de visualizar en el aula, ya sea para producir un recurso para en este canal, ya sea para que los alumnos creen vídeos con experiencias científicas que luego cuelguen en YouTube. Es decir, un medio a tener en cuenta.

Resumiendo las ideas surgidas en las actividades anteriores, los dos grupos plasmaron “cuadros” muy completos, que denotan la necesidad de integración de los aspectos naturales y científicos con los económicos y sociales. El segundo grupo incluyó también el concepto “actitud”.

A partir de aquí cada grupo perfiló una idea de recurso educativo. El primer grupo sugirió la elaboración de una plataforma (wiki, blog, videos, etc.) para trabajar los efectos locales del cambio climático con información científica integrada (física, biología, química, etc.). El segundo grupo sugirió la visita “in situ” a los lugares y realidades que se quieran conocer y la plasmación gráfica como posible vía de integración del conocimiento y aprendizaje, por ejemplo, a través de ilustraciones, infografías, vídeos o otros.

Aún está todo por definir pero parece que hubiera una cierta convergencia en la integración de conocimientos, el centrarse en realidades locales y la plasmación en medios gráficos. Veremos qué pasa en los próximos días y cómo evolucionan las propuestas.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

TalentLab: Reacciona con el medio sesión II

El pasado miércoles, 30 de noviembre, realizamos la segunda sesión del taller “Reacciona con el medio”, en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (CSIC). En esta sesión nos reunimos todos los participantes alrededor de una única mesa para poner en común los aspectos más destacados de las propuestas que se habían presentado en la sesión anterior y elaborar una propuesta única.

Se destacó la necesidad de crear un recurso que fomentara la investigación por parte de los alumnos, a partir de temáticas que el alumnado pudiera relacionar con la vida cotidiana. También se habló de la necesidad de que esta investigación fuera realizable en pequeños grupos e independiente de una visita al centro de investigación. En todo caso, la actividad en el aula podría adaptarse de manera que el alumnado más interesado pudiera, más adelante, ampliar sus conocimientos a través de un trabajo de investigación.

Se discutieron las temáticas que podrían ser fuente de investigación, que se encuentran en los ámbitos de contaminación, salud y alimentación. En este sentido, se propuso trabajar en tres líneas de investigación para tratar algunos contaminantes del medio como son el mercurio, los trialometanos y el TBT (tributil estaño), y también estudiar los efectos sobre los organismos vivos. Las dos primeras propuestas estarían dirigidas al alumnado de Bachillerato y la tercera al de 4º de ESO. También habría la opción de hacer una adaptación para la asignatura de Ciencias para el Mundo Contemporáneo.

Para el análisis de la acumulación de mercurio en la cadena trófica se planteó la idea de recopilar información sobre la dieta de los alumnos y relacionarla con la presencia de formas de mercurio orgánico en el pelo de estos alumnos. Para hacer el análisis habría que utilizar una técnica de laboratorio en el IDAEA, a la que podrían ir un par de alumnos y el/la profesor/a. En cuanto a los trialometanos presentes en el agua clorada (por ejemplo en las piscinas), se pondría a disposición de los alumnos una recopilación de datos reales que se trataría de analizar. Finalmente, en relación a los efectos del compuesto TBT que se utiliza en las pinturas de barco como antiincrustante de algas y otros organismos, se realizaría un protocolo para observar el efecto de IMPOSEX en una especie de caracol marino. A partir de la observación de muestras obtenidas en el mercado, los alumnos deberían estudiar el fenómeno de masculinización de estos caracoles.

Se ha sugerido que las tres prácticas de investigación dispongan de un espacio de documentación, un protocolo de experimentación y/o análisis de datos y de la posibilidad de publicar los resultados por parte de los alumnos de los distintos centros. Además, se podría combinar con pequeños vídeos y visitas al centro de investigación en función de los recursos económicos y materiales. En este sentido, se comentó que se podrían concentrar las visitas en un día entero dos veces al año, el primero durante el primer trimestre y el segundo durante el segundo trimestre escolar, y la necesidad de estudiar los aspectos del seguro y las posibilidades de pago o co-pago, de un importe económico, por parte de las escuelas.

Ahora continuará el trabajo para adaptar esta propuesta educativa, que ya tienen un grado de concreción bastante elevado, en formato digital. También habrá que continuar el trabajo colaborativo con profesores e investigadores para documentar científicamente las experiencias y su adaptación en el aula.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.

Créditos fotográficos: Luís Echanove
Share

TalentLab: Reacciona con el medio sesión I

El pasado 23 de noviembre empezamos el segundo taller de TalentLab “Reacciona con el medio”, en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (CSIC). Antes de empezar adecuamos la sala de seminarios a nuestras necesidades: las sillas con mesita incorporada (para tomar notas) se sustituyeron por un par de mesas y se dejó más espacio. El ponente se sustituyó por algunos investigadores y profesores dispuestos a trabajar, siguiendo el hilo propuesto por Irene Lapuente  de La Mandarina de Newton S.L.

Los participantes se repartieron en dos grupos. Siguiendo el esquema que vimos en el primer taller, los grupos se introdujeron en las dinámicas de co-creación a través de diferentes técnicas que generaron discusión en el seno de cada grupo, en este caso con la química ambiental como telón de fondo.

Gracias a la primera actividad, la creación de collages, se consiguió inspirar una discusión inicial. Los participantes mostraron sus intereses y preocupaciones en torno a la química ambiental y, a partir de ahí, los grupos establecieron algunas líneas de interés. El primer grupo presentó una “Balanza de la química” en la cuestión de los riesgos versus los beneficios expresado a través de un ejemplo como lo es el uso del DDT y la malaria, jugaba un papel importante. El segundo grupo enlazó los aspectos de los contaminantes del agua (mercurio, estaño, cosméticos, etc.) con la necesidad de estimular la curiosidad y las emociones para combatir estos contaminantes.

Seguidamente los dos grupos hicieron un ejercicio de previsión de algunos hitos para un futuro imaginado en el 2030. El primer grupo presentó las noticias del diario “Ahora y hoy”, y destacó el problema del agua, de la energía y de la alimentación en el contexto de la ciudad. El periódico del segundo grupo, “TalentNews”, también destacó la cuestión energética, del agua y del cambio climático. Curiosamente, los dos diarios sólo presentaban noticias de carácter científico-técnico y ninguno de ellos comentaba aspectos de política, cultura, deportes, etc.

Al definir el perfil de los usuarios del recurso educativo los participantes imaginaron personas mayoritariamente poco motivadas, con un cierto grado de pasotismo y sin demasiado gusto por el esfuerzo.

Una vez hecho esto, procedimos a la confección de un diagrama de afinidades en el que los grupos debían recuperar los aspectos que habían ido surgiendo en las tres actividades anteriores a partir de palabras clave. Los dos grupos destacaron la formación y la actuación como requisitos del recurso a producir.

Después, con una actividad muy rápida, cada participante dentro de su grupo propuso tres posibles actividades educativas. Seguidamente, votaron las que les gustaban más, y al final, cada grupo se puso de acuerdo para escoger sólo una. El primer grupo propuso un recurso para investigar los problemas ambientales en los alrededores de la escuela priorizando la metodología científica. A partir de aquí se tendría que escoger un problema concreto para estudiarlo con más detenimiento y proponer algunas actuaciones. El segundo grupo propuso la realización de una investigación -que estuviera vinculada a la investigación actual- empleando el uso del vídeo.

Al final se generó un debate muy enriquecedor y, a partir de aquí, y hasta la próxima sesión el día 30 de noviembre, los participantes irán pensando en ello y documentando las propuestas en función de la disponibilidad de cada uno.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

Primer taller de TalentLab: Experimentos vivos - I

Hace unos días realizamos la primera sesión del taller “Experimentos vivos” de TalentLab, en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG, CSIC-IRTA-UAB). La sesión tuvo un programa intenso de trabajo, que comenzó con una visita a las instalaciones del centro y las explicaciones de la investigadora Ana Caño. Durante la visita a los invernaderos y laboratorios surgieron las primeras muestras de interés entre los profesionales de los ámbitos educativo y científico.

Aprovechando este interés incipiente, y tal como estaba previsto, proseguimos la sesión en una de las salas de reuniones del CRAG. Irene Lapuente de la Mandarina de Newton SL-Co-Creating Cultures- hizo una breve presentación de la estructura del taller para las dos sesiones programadas y los participantes se pusieron a trabajar!

Los participantes se repartieron en tres grupos. A través de diferentes técnicas se generaron discusiones en el seno de cada grupo y a nivel general, que sirvieron para que, poco a poco, nos fuéramos familiarizando con los procesos de co-creación.

La primera actividad, propiamente de inspiración, permitió a los diferentes grupos establecer discusiones bastante genéricas entre la relación ciencia-educación-sociedad. De entre los diversos temas que se trataron, el primer grupo destacó el papel de los miedos como un aspecto clave a tener en cuenta en la relación ciencia-sociedad; el segundo grupo, hizo notar la dicotomía animal-planta y el papel que juegan los medios de comunicación y los agentes educativos en la predominancia del mundo animal en el imaginario colectivo; y el tercer grupo, mostró la mejora de la calidad de vida y bienestar como objetivo principal de la investigación científica, y del que es posible apreciar las connotaciones antropocéntricas.

Seguidamente los grupos realizaron una actividad exploratoria en la línea del tiempo y definieron algunos de los retos para un futuro a medio-largo plazo (2030). En esta actividad, se detectaron coincidencias en los tres grupos en cuanto a la naturaleza del reto que, en especial, otorgaron un papel clave a la cuestión energética. Además, el primer grupo proyectó un cambio geopolítico importante en el planeta, el segundo grupo, un cambio positivo en la consideración profesional de los profesores e investigadores, y el tercer grupo, proyectó la intensificación de los conflictos sobre los recursos naturales, sobre todo respecto al agua.

Posteriormente, los participantes definieron el perfil de los usuarios del recurso educativo a partir de la imaginación o de la experiencia propia. Las personas imaginadas eran mayoritariamente poco motivadas, descreídas, familiarizadas con las nuevas tecnologías -pero no necesariamente conocedores de éstas-, y con poca confianza en sus capacidades.

Finalmente, la última actividad consistió en la elaboración de un diagrama de afinidades en el que los grupos tenían que poner sobre la mesa los elementos surgidos en las tres actividades anteriores y definir a grandes rasgos cómo debería ser el recurso educativo a crear. El primer grupo consideró oportuno idear una actividad en el aula sobre la energía utilizando metodologías participativas, el segundo grupo, una actividad experimental que permita establecer una relación directa entre los investigadores y los alumnos, y el tercer grupo decidió que sería oportuno crear una aventura gráfica sobre la cuestión energética.

El ambiente fue muy distendido y favorable al trabajo. Los participantes pudieron avanzar desde los aspectos más genéricos de discusión hasta un primer nivel de concreción. Ahora, y hasta la segunda sesión el 2 de noviembre, se ha abierto una fase de documentación interna online entre los participantes.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

Formación

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.