¿Cómo innovar sobre/en/desde los Parques Científicos?

Nuestro proyecto con el PRUAB: el Laboratorio de Ideas del Parc de Recerca UAB

La Universidad Autònoma de Barcelona (UAB)  articuló en 2007 el Parc de Recerca UAB (PRUAB) como un espacio para activar la transferencia de tecnología a partir de su importante capacidad de investigación. Este parque tiene varias peculiaridades. Por una parte no se restringe sólo a los departamentos universitarios y centros de investigación de la UAB sino que incluyen otras instituciones dentro del Campus, como los centros de investigación del CSIC o del IRTA, por ejemplo. Por otra parte, ha detectado como rasgo diferenciador de este entorno respecto a otras concentraciones de investigación, el hecho de que se reúnan en un área muy pequeña capacidad de investigación tanto en ciencias, básicas y experimentales como sociales y humanidades. Así, en la lista de spin-offs creadas en este entorno hay desde compañías como Scytl (que ha llevado procesos de votación electrónica con su tecnología a las presidenciales en USA) hasta Sócol que está orientada a la aplicación de ciencias sociales en en innovación social y políticas urbanas.

Pero el PRUAB quería tener un espacio para generar nuevas visiones de su propia función y activar nuevos formatos de relación para crear nuevas ideas y proyectos. Así que nos llamó para activar su “Laboratorio de Ideas”.

En nuestra línea, hemos codiseñado con la dirección y el staff del PRUAB un proceso para …. codiseñar proyectos con sus stakeholders y usuarios.

Así hemos creado un ciclo que a grandes rasgos, sigue un proceso de diseño colectivo.

Hemos realizado ya varios encuentros muy activos con investigadores, empresas, emprendedores y usuarios. Han surgido proyectos de investigación conjunta entre empresas y universidad y embriones de nuevas “spin offs”. Poco a poco, está creciendo una pequeña nueva comunidad que el PRUAB está empezando a potenciar aún más gracias a estas nuevas interaccions, que andan muy lejos de los “networkings” habituales y se acercan a los procesos de co-creación, prototipado y co-diseño que llevamos tiempo aplicando a los campos más diversos.

Para nosotros la mejor pista de que algo nuevo está pasando en el PRUAB son las múltiples interacciones y entrevistas que vamos sosteniendo a lo largo del proceso. “Estamos cambiando nuestra forma de ver y actuar” nos han comentado varios miembros del staff del PRUAB que ya consideramos co-diseñadores nuestros en este proceso en que se han atrevido a embarcarse con nosotros, atraídos por la aureola de La Mandarina de Newton como creadora de procesos de alta creatividad basada en el diseño.

Estamos ahora al principio de un proceso que a todos los niveles sigue un ciclo de diseño centrado en el usuario.

A un nivel es el de crear nuevas ideas y proyectos, incluidas start ups.

Desde la perspectiva del Parc, el propio proceso es un prototipo para nuevas formas de hacer. También en este nivel, seguimos un proceso de diseño.

A grandes rasgos éste es el esquema del proceso:

  1. Reunión de codiseño del proceso con la dirección y el staff del PRUAB
  2. Trabajo con investigadores, empresas y stakeholders: ideación de proyectos e identificación de usuarios.
  3. Crítica de propuestas por parte de los usuarios y co-diseño con ellos.
  4. Re-diseño de productos y servicios
  5. Revisión final y creación del modelo de negocio.
  6. Invitación a desarrolladores a sumarse a los proyectos. Fijación de estratgegia final de negocio.
  7. Reflexión retrospectiva y análisis de todo el proceso: propuestas de rediseño.

En todo el proceso realizamos una intensa observación etnográfica para seguir detectando aquello que pueda ser de interés en las capacidades, posibilidades y actitudes de todos los participantes, tanto de los proyectos que se presentan como del propio proceso de creación y posible rediseño del Laboratorio de Ideas

Para nosotros era claro desde el principio que los usuarios debían participar en la configuración de toda idea que se pusiera en marcha. Ha sido una gran alegría ver cómo hemos podido transferir algunas capacidades de co-diseño a investigadores, empresarios y staff para que pudieran testear las ideas incipientes de sus propios proyectos con los futuros usuarios.

La dirección del Parc estimo que para este proceso-prototipo había que partir de un foco claro y se tomó el tema del envejecimiento para darle una orientación a todo el esfuerzo al que íbamos a invitar a stakeholders y usuarios.

La primera sesión con el PRUAB permitió encontrar las restricciones y limitaciones actuales que la propia figura de Parque Científic impone a los procesos de innovación. También detectar oportunidades y localizar stakeholders y grupos de usuarios relacionados con el envejecimiento.

La segunda permitió poner a más de cincuenta personas de varias áreas a idear proyectos y prototipos de nuevos productos y servicios.

La prueba de fuego la supuso la tercera sesión, donde pusimos a dialogar proponentes de proyectos (científicos, empresarios, tecnólogos, sociólogos) directamente con los posibles usuarios. La sesión tuvo una energía fortísima y permitió aterrizar muchos proyectos así como entrenar a los participantes en la difícil y ambigua conversación con los usuarios. En cierta manera, ayudamos a los propios proponentes a trabajar como diseñadores.

¿Por qué es este proyecto importante?

Uno. Porque estamos creando un nuevo espacio que quiere explotar las grandes capacidades del PRUAB en contacto con el usuario. Tradicionalmente tanto investigadores como tecnólogos (y en parte empresarios) todavía trabajan “enamorados” de su idea, dándole fuerte en su propia burbuja y a veces este camino lleva a productos que no corresponden con una necesidad, aunque incorporen lo último en investigación. Con suerte, claro está, puede aparecer un producto realmente disruptivo. El envejecimiento es un problema complejo con múltiples dimensiones y usuarios que puede requerir soluciones sencillas. Escuchar a los usuarios puede dar pistas para mejorar una primera propuesta o crear otra completamente nueva al ver su reacción. Así un posible usuario para una propuesta de control de caídas a distancia en casa dijo “Pero si lo divertido es caer. Así me vienen a buscar, aunque podrían hablar más, que no me dicen nada”: ¿es la caída el único “problema” aquí? ¿la única oportunidad?. Hacer practicar directamente a los proponentes mínimas nociones de diseño con usuarios permite que valoren nuevas oportunidades y aprecien aún más los componentes de investigación con usuarios y de diseño, en la creación de su servicio, producto o spin-off. Y es un gran valor para un parque poder ofrecer estos servicios. El PRUAB lo va a poner en su lista de “to-dos” en el futuro y estaremos ahí para seguir ayudándoles.

Dos. Las start-ups que se enfocan a producto necesitan del diseño para tener impacto (Ver http://startupsthisishowdesignworks.com) . Cuanto antes mejor. No todas se pueden convertir en empresas que innovan desde el diseño como Apple, aunque es verdad que esta compañía se obsesionó muy pronto con el diseño y sus detalles. Y no sólo el diseño externo o estético sino de la propia interacción. ¿Cuánto puede aportar un proto-Johnatan Ive a un start-up que empiece en el PRUAB? ¿Cómo lo van a apreciar los investigadores/emprendedores si o los exponemos a la práctica de este diseño mientras están preparando sus proyectos? Estamos trabajando con el PRUAB para poder identificar nuevos servicios en este sentido.

Tres. Si la actitud de diseño (y de co-diseño) es compartida por dirección, staff, stakeholders, y usuarios, claramente la comunidad que está emergiendo en PRUAB tiene un “color” que va más allá de las habituales interacciones que se dan en estos entornos. El PRUAB, sumándose a este proceso está lanzando un mensaje importante a la comunidad de Parques Científicos y Tecnológicos.

Cuatro. Sabemos que funciona. Así lo comprobamos espués de estar en contacto con los aceleradores de diversos espacios. Quedamos convencidos de ello con los procesos de, por ejemplo, Navy Yards en Brooklyn donde el diseño está en las primeras fases de creación de start-ups y los diseñadores son parte de los equipos fundadores de spin-offs . No tenemos duda de que el proceso da resultados.

¡Seguiremos informando!

Share

TalentLab: Experimentos vivos, sesión II

El pasado miércoles día 2 de noviembre realizamos la segunda sesión del taller “Experimentos vivos“correspondiente al proyecto TalentLab, de nuevo, en el CRAG (Centro de Investigación en Agrigenómica, CSIC-IRTA-UAB). Recuperamos los grupos de la sesión anterior (con tres nuevas incorporaciones y una ausencia) y nos pusimos a trabajar. De entrada, para el calentamiento, los grupos retomaron la propuesta que habían definido en la primera sesión e hicieron nuevas aportaciones a partir de las reflexiones que los participantes habían podido plantearse durante el tiempo entre las dos sesiones.

A partir de ahí, los grupos hicieron un prototipado 3D de cada una de las propuestas. La idea es pensar con las manos: utilizar materiales “low tech” para visualizar los recursos y, de esta manera, introducir mejoras al detectar aspectos que no se han tenido en cuenta o que hay que reforzar, eliminar, etc. El primer grupo propuso un recurso de trabajo cooperativo sobre las bioenergías para acercar la investigación actual a la producción de energías limpias utilizando organismos vivos (microorganismos, plantas transgénicas, etc.). La idea es ofrecer una plataforma online de documentación y plantear un debate informado a partir de un trabajo previo. El segundo grupo propuso el planteamiento de un reto -una emergencia en el planeta para combatir el hambre- a partir del cual los alumnos deberán realizar un trabajo para proponer soluciones desde diferentes perspectivas (científicas, sociales, relaciones norte-sur, etc.) también a partir de una plataforma online de trabajo. El tercer grupo propuso la creación de una aventura gráfica sobre la huella ecológica. El objetivo es que los alumnos tomen conciencia de que el consumo energético en el planeta es insostenible y que la acción individual en acciones cotidianas es importante.

Llegados a este punto, en el que las propuestas ya estaban bastante definidas, se realizaron varias iteraciones para refinar las mismas. Cada grupo recibió dos personas de otro grupo que les planteó dudas y cuestiones sobre el recurso educativo, asumiendo el rol del personaje creado en la sesión anterior, es decir, de un hipotético usuario final. Esta actividad se repitió un par de veces cambiando de grupos y de personajes.

Posteriormente, los miembros de cada grupo se volvieron a reunir para discutir los comentarios y sugerencias que recibieron de los usuarios y acabar de perfilar el recurso en su versión final. Seguidamente, y para bajar la propuesta a la realidad, elaboraron una matriz en la que exponían los diferentes aspectos de una manera concreta y concisa: tema, destinatario, metodología, requisitos técnicos, posibles dificultades, viabilidad, presupuesto, etc. Los grupos presentaron su propuesta teniendo en cuenta estos aspectos y seguidamente se procedió a la votación.

De la votación resultó un empate entre la segunda y la tercera propuesta. Después tuvo lugar una discusión general de grupo. Entre otros aspectos se plantearon los aspectos positivos de la primera propuesta que podían ser incorporar a las propuestas más votadas, o si éstas podían de algún modo integrarse en una única propuesta.

Con ello, concluimos la primera fase de trabajo. A partir de aquí se tendrán en cuenta las tres propuestas, los resultados de la votación, las propuestas de integración y se estudiarán diferentes opciones para producir el recurso educativo online final. En esta segunda fase, el equipo de TalentLab seguirá contando con las aportaciones de los participantes.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

Primer taller de TalentLab: Experimentos vivos - I

Hace unos días realizamos la primera sesión del taller “Experimentos vivos” de TalentLab, en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG, CSIC-IRTA-UAB). La sesión tuvo un programa intenso de trabajo, que comenzó con una visita a las instalaciones del centro y las explicaciones de la investigadora Ana Caño. Durante la visita a los invernaderos y laboratorios surgieron las primeras muestras de interés entre los profesionales de los ámbitos educativo y científico.

Aprovechando este interés incipiente, y tal como estaba previsto, proseguimos la sesión en una de las salas de reuniones del CRAG. Irene Lapuente de la Mandarina de Newton SL-Co-Creating Cultures- hizo una breve presentación de la estructura del taller para las dos sesiones programadas y los participantes se pusieron a trabajar!

Los participantes se repartieron en tres grupos. A través de diferentes técnicas se generaron discusiones en el seno de cada grupo y a nivel general, que sirvieron para que, poco a poco, nos fuéramos familiarizando con los procesos de co-creación.

La primera actividad, propiamente de inspiración, permitió a los diferentes grupos establecer discusiones bastante genéricas entre la relación ciencia-educación-sociedad. De entre los diversos temas que se trataron, el primer grupo destacó el papel de los miedos como un aspecto clave a tener en cuenta en la relación ciencia-sociedad; el segundo grupo, hizo notar la dicotomía animal-planta y el papel que juegan los medios de comunicación y los agentes educativos en la predominancia del mundo animal en el imaginario colectivo; y el tercer grupo, mostró la mejora de la calidad de vida y bienestar como objetivo principal de la investigación científica, y del que es posible apreciar las connotaciones antropocéntricas.

Seguidamente los grupos realizaron una actividad exploratoria en la línea del tiempo y definieron algunos de los retos para un futuro a medio-largo plazo (2030). En esta actividad, se detectaron coincidencias en los tres grupos en cuanto a la naturaleza del reto que, en especial, otorgaron un papel clave a la cuestión energética. Además, el primer grupo proyectó un cambio geopolítico importante en el planeta, el segundo grupo, un cambio positivo en la consideración profesional de los profesores e investigadores, y el tercer grupo, proyectó la intensificación de los conflictos sobre los recursos naturales, sobre todo respecto al agua.

Posteriormente, los participantes definieron el perfil de los usuarios del recurso educativo a partir de la imaginación o de la experiencia propia. Las personas imaginadas eran mayoritariamente poco motivadas, descreídas, familiarizadas con las nuevas tecnologías -pero no necesariamente conocedores de éstas-, y con poca confianza en sus capacidades.

Finalmente, la última actividad consistió en la elaboración de un diagrama de afinidades en el que los grupos tenían que poner sobre la mesa los elementos surgidos en las tres actividades anteriores y definir a grandes rasgos cómo debería ser el recurso educativo a crear. El primer grupo consideró oportuno idear una actividad en el aula sobre la energía utilizando metodologías participativas, el segundo grupo, una actividad experimental que permita establecer una relación directa entre los investigadores y los alumnos, y el tercer grupo decidió que sería oportuno crear una aventura gráfica sobre la cuestión energética.

El ambiente fue muy distendido y favorable al trabajo. Los participantes pudieron avanzar desde los aspectos más genéricos de discusión hasta un primer nivel de concreción. Ahora, y hasta la segunda sesión el 2 de noviembre, se ha abierto una fase de documentación interna online entre los participantes.

—————–

Laura Valls. Unitat de Cultura Científica Delegació del CSIC.
Irene Lapuente. La Mandarina de Newton S.L.
Share

TalentLab, un proyecto de co-creación con profesores e investigadores

TalentLab es un proyecto donde el objetivo es diseñar conjuntamente recursos educativos online para el aula.

El proyecto se basa en talleres de co-creación sobre ciencias de la vida, química ambiental, ciencias de la tierra e inteligencia artificial. El período de inscripciones ya está abierto!

El CSIC, a través de la Unidad de Cultura Científica de la Delegación del CSIC en Cataluña y diversos institutos, y La Mandarina de Newton S.L., ponen en marcha el proyecto TalentLab, un proyecto concebido como un laboratorio de co-creación de recursos educativoss online para el aula.

TalentLab reunirá, en diferentes talleres, profesionales de la comunidad educativa y de la comunidad científica con el objetivo de sumar ideas, esfuerzos, capacidades y talentos, y participar conjuntamente en el proceso de diseño de los recursos. Está dirigido a profesores de ciclo superior de primaria, ESO, Bachillerato y ciclos formativos.

Talleres de experimentación
TalentLab prevé la realización de cuatro talleres, de dos sesiones cada uno, sobre diversas disciplinas científicas. El periodo de inscripciones a estos talleres ya está abierto y se puede realizar a través de la web del proyecto:  http://talentlab.csic.es.

El primer taller tendrá lugar el 19 de octubre. Se trata de Experimentos vivos y se realizará en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CSIC-IRTA-UAB). Este taller gira en torno al eje temático de los organismos modelo, o de laboratorio, y permite plantear grandes líneas que giran entorno a la investigación en ciencias de la vida y sugerir posibles focos de interés de las propuestas educativas online. Durante el taller, que tendrá continuidad en una segunda sesión el día 2 de noviembre, se trabajará en grupo con el objetivo de diseñar conjuntamente un recurso educativo online.

Siguiendo la misma estructura se organizarán tres talleres más: Reacciona con el medio, de temática química, que tindrá lugar en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (CSIC), los días 23 y 30 de noviembre; Escuchando la tierra, sobre la dinámicas de la Tierra en el marco del cambio global, que tendrá lugar en el Observatorio del Ebro (CSIC-URL) los días 25 de enero y 8 de febrero del 2012; y, finalmente, Entre máquinas inteligentes, que tratará sobre la investigación en inteligencia artificial y tindrá lugar en el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (CSIC), los días 7 y 21 de marzo del 2012.

Los recursos educativos que resulten de estos cuatro talleres habrán sido co-creados por miembros de la comunidad científica y educativa. De esta manera se quiere conseguir generar productos de alta calidad que satisfagan tanto a investigadores como a profesores y maestros.

TalentLab quiere ser un proyecto innovador que genere debate, diálogo y productos innovadores con el fin de favorecer la creatividad científica de los jóvenes. Es una iniciativa de la Unidad de Cultura Científica de la Delegación del CSIC en Cataluña, en colaboración con varios institutos del CSIC en Cataluña, y La Mandarina de Newton SL. Está financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y cuenta con el apoyo del Consejo de Coordinación Pedagógica del Instituto Municipal de Educación del Ayuntamiento de Barcelona.

Share

Publicaciones

Dosier de prensa

Grupos de trabajo

 

@CoCreatingCult Tweets

Seguir @CoCreatingCult en Twitter.